Home / Noticias jurídicas / ¿Portugal contra Creative Commons?

¿Portugal contra Creative Commons?

Aunque se trata tan solo de una propuesta de ley, es interesante analizar sus posibles repercusiones. Según leo en Bitelia y en otros sitios después, el Partido Socialista de Portugal estaría planeando remodelar su legislación respecto a la propiedad intelectual y en concreto, a la copia privada. Pero antes, que son los creative commons?

El origen de las licencias Creative Commons

Esta organización sin fines de lucro, creada en 2001, tiene como objetivo difundir y compartir trabajos ofreciendo una solución legal alternativa a aquellos que deseen liberar sus trabajos a partir de los derechos de propiedad intelectual estándar de su país.

Ella defiende una concepción de la propiedad intelectual en Internet, diferente de los derechos de autor. Las licencias Creative Commons fueron creadas por un abogado estadounidense llamado Lawrence Lessig, especializado en derecho constitucional y derecho de propiedad intelectual. Es fundador y presidente de la junta de la organización Creative Commons. Lawrence Lessig propone al autor gestionar con más libertad su trabajo en Internet; Las licencias de copyright y las herramientas de CC son formas simples y estandarizadas para que los autores otorguen permisos adicionales a sus trabajos.

Además, también son fáciles de integrar en los estándares web. Todas estas licencias CC funcionan en todo el mundo y se aplicarán mientras dure el copyright. Creative Commons ofrece seis licencias gratuitas en Francia para complementar la ley aplicable y no reemplaza los derechos de autor.

Que dice la ley?

Entre sus artículos se encontraría uno especialmente polémico, que aparentemente podría entrar en conflicto con las licencias Creative Commons, ya que no permitiría renunciar a la compensación por las obras creadas, lo cual se podría considerar la base de dichas licencias.

Artículo 5 (Inalienabilidad y No-Renunciabilidad) – La compensación equitativa de los autores, artistas, intérpretes o ejecutivos es inalienable e irrenunciable, siendo nula cualquier otra cláusula contractual que la contradiga.

Quienes hayan leído la equivalente española, quizás recuerden que no difieren tanto. El primer punto del artículo 25 de la ley de propiedad intelectual, referente a la copia privada, concluye: “Este derecho será irrenunciable para los autores y los artistas, intérpretes o ejecutantes“.  Aunque dicho de otro modo, en la práctica vienen a decir lo mismo. Si en Portugal prohíben Creative Commons, en España lleva tiempo prohibido. Pero sabemos que esto no es así, ¿donde está el error?

El tema de la copia privada

Hay que entender que estamos hablando de la “copia privada“, que es la copia de una obra protegida para uso personal y privado (y sin autorización, se entiende). Por ejemplo, descargar un disco; no para distribuirlo, ni copiarlo para venderlo, si no para ti mismo. Según la ley, los autores tienen derecho a una compensación por dicha copia, “dirigida a compensar los derechos de propiedad intelectual que se dejaran de percibir por razón de la expresada reproducción“. Pero si el autor permite su libre distribución, no afecta en nada que sea o no un derecho irrenunciable. Un disco distribuido en Nomag, cuyo coste (de “venta”) es cero, correspondería a una compensación cero. En cualquier caso, lo considero un punto ciertamente confuso, y es probable que mi interpretación no sea correcta.

Por otro lado, es bien sabido que, primero, las entidades gestoras por lo general mantienen estrecha relación con los gobiernos, con la correspondiente presión a estos a la hora de legislar; y segundo, que a dichas entidades no solo no les interesan las licencias libres como Creative Commons, si no que generalmente están en contra, pues son directamente incompatibles con estas. De generalizarse este nuevo modelo de negocio y distribución, su arcaico y absurdo sistema se vendría abajo. Pero mientras tengamos derecho (que lo tenemos y lo seguiremos teniendo) a distribuir nuestras obras como mejor nos parezca, el poder de cambiar las cosas está en nuestra mano.

About Nomag

2 comments

  1. A ver si lo he entendido:

    Quieren prohibir a los creadores libres portugueses a que no renuncien a los derechos que les corresponde en concepto de compensación por copia privada, su parte del canon, vamos. ¿Es así?

    Mi pregunta es: si de todas formas no estan percibiendo nada, al no pertenecer a la sociedad portuguesa de gestión de derechos (y en la mayoría de casos, ni aún perteneciendo), entonces, ¿qué cambia para un creador libre en Portugal si se aprueba esa ley? Se queda como está, ¿no?

    Por otro lado, ¿quién puede decirle a un artista qué puede o no hacer con su propia obra? Se están empezando a pasar de una peligrosa raya como esto se apruebe y tomen ejemplo otros países.

    Saludos.

  2. Sí, se quedan como están. Según lo entiendo yo (que no soy un experto en derecho), la ley defiende que si alguien copia tu obra, tú debes recibir una compensación por ella. Estés o no asociado a una entidad gestora, aunque suelen ser éstas las encargadas de recaudar las compensaciones. Pero es fácil caer en el error, como han hecho varios blogs, de pensar que esto impide usar licencias libres. No entiendo exactamente cual es la finalidad de la clausula de irrenunciabilidad, pero no parece ser evitar el uso de licencias libres. De hecho, en la web del gobierno portugués leí algo sobre promover las licencias Creative Commons y el Open Source, pero claro, sin entender el idioma no puedo decir nada.

    Un saludo José (:

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Vuelos Baratos